Un secreto para la noche que quita manchas, la concha nácar.

La concha nácar se ha usado por muchas generaciones para curar cicatrices y quitar manchas de la delicada piel del rostro. Mi madre la usó conmigo cuando fue necesario desvanecer marcas causadas por alguna cicatriz. Quienes recuerden la medicina de las abuelas reconocerán el remedio de diez gotas de limón durante la noche sobre la superficie brillante de la concha nácar dejada al sereno, por tres días. El resultado era una pasta blanca que cubría las marcas, las manchas causadas por el sol y otras cicatrices, en el lapso de una semana.

El polvo de nácar junto con aceites esenciales de geranio y árbol de té, bergamota y benjuí, produce una crema exfoliante que limpia el cutis y regenera la piel. Se aplica durante la noche con ligeros masajes, lavando luego el rostro con abundante agua. Finalmente, se deja sobre la piel seca una pequeña cantidad, exclusivamente cubriendo la imperfección que se quiere eliminar. La única regla para el uso de la concha nácar es no exponer la piel al sol, por eso se usa solo por la noche.

Los resultados son evidentes en pocos días.

Crema para la noche

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s