Agua de lluvia y avena calman la delicada piel del rostro

Recuerdo una imagen de niña, a mi madre lavando su cara con agua de lluvia y copos de avena. Entonces no sabía que el agua de lluvia es agua destilada 100% pura, mucho mejor que cualquiera que podamos comprar y sin conservantes o procesos químicos para esterilizarla.

Si tienes granitos, acné y quieres balancear el PH de la piel del rostro, esta sencilla receta es la solución:

Un litro de agua de lluvia, una taza de copos de avena cruda, de la más natural que puedas conseguir.

Hazlo así:

Calienta el agua hasta que esté tibia, mezcla los ingredientes y realiza un suave masaje en el rostro durante cinco minutos. Luego aclara con agua pura, de lluvia claro, y listo. Hazlo una vez al día durante una semana y verás tu cutis renacer.

Finalmente, recomiendo una buena crema humectante como Angelina, de cera virgen de abejas y mucha agua de rosas que no cubre los poros. ¡Feliz día para tu piel!

Captura de pantalla 2015-11-19 a las 9.07.05

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s