Archivo de la categoría: Crema de almendras dulces

Por qué usar Angelina de rosas, y no seda plástica sobre tu rostro

En este momento crítico por el uso de químicos en productos de uso diario, preocupa que aún la conciencia no llegue a ver que la salud de la piel es un indicativo claro de lo que nos está pasando. Una querida amiga me pidió opinión sobre cierta crema elaborada con amor, según datos de la linda caja marquetera llena de flores.

Fui directo al grano, es decir a ver los ingredientes y constaté la realidad: no hay amor en ningún lado de la industria cosmética química. Eso que pones en tu piel solo es seda plástica con la suave textura del propylen-glycol. Quiere decir que sin petróleo no se podría hacer un compuesto similar, conté más de veinte sustancias sintetizadas incluyendo cloro y úrea, que a diario le llevas al órgano más grande de tu cuerpo amiga, cuando usas este veneno.

La mala noticia es que esa crema china o coreana de baba de no se qué, es la gran estafa que te tapará lo poros tarde o temprano causando quién sabe cuantos daños por exposición al sol. ¡Ojo con el melanoma!, y ojo con las soluciones de los médicos que recetan corticoides, raspados y cirugías como solución.

La buena noticia es que puedes cuidar tu piel con una crema de cera de abejas, como si fueras una emperatriz egipcia, según datos de Galeno. Esa crema es tan suave y blanca como la nieve, con una textura deliciosa lograda por alquimia con rosas, bálsamo del Perú, aceite de almendras dulces y bórax mineral de una laguna. Se llama Angelina y la hacía mi abuela, podrías hacerla tú misma o usar la nuestra.

Mira la lista y cuéntame si esta crema para la piel “hecha con amor” por Armonía S.A es orgánica. Abre los ojos amiga, el cuerpo de la humanidad no aguanta más.

crema química

 

Tres pomadas con manteca de cacao, artesanales y orgánicas

Las pomadas se han hecho en mi familia desde 1930. Todavía recuerdo a mi tía Carmelita haciendo la pomada que cura la dermatitis del pañal. En general, todas las pomadas tienen mínima cantidad de agua y una buena concentración de aceite orgánico o cera virgen de abejas. Espero que te gusten estas recetas, dónde usamos manteca de cacao 100% ecuatoriano.

Pomada salvadora para los pies

  • Manteca de cacao 50gr.
  • Aceite de almendras 100gr.
  • Mezclar removiendo a baño maría hasta que se disuelvan los componentes, apagar y continuar la mezcla por una hora.
  • Colocar en un envase.
  • Sellar por 24 horas

Pomada suave para los labios

  • Manteca de cacao 75 gr.
  • Aceite de oliva extra virgen 25 gr.
  • Esencia de rosa 5 gotas
  • Colocar los ingredientes grasos a baño maría y revolver con una cuchara de madera hasta que se junten y tomen color. Apagar.
  • Cuando la mezcla esté casi fría agregar el aceite esencial  rosas lentamente, incorporando a la mezcla. Continuar batiendo a mano por una hora.
  • Colocar en un envase
  • Sellar por 24 horas.

Pomada salvadora de rosas para labios agrietados

  • Manteca de cacao 50gr.
  • Aceite de almendras 100gr.
  • Esencia de rosa 5 gotas
  • Preparar igual que las dos anteriores.

Nuestra crema de rosas te encantará

el-agua-de-rosas-cura-tus-emocionesLa rosa es uno de los remedios más antiguos para la piel porque tiene vitaminas A, B, C, D, E, flavonoides y antioxidantes.

  • El tónico te ayudará a limpiar el rostro profundamente mientras lo suaviza.
  • Los aceites naturales que se encuentran en las rosas son ideales para humectar totalmente el cutis, brindándole una sensación suave y tersa. El aceite de rosa es ideal para aquellas personas que tienen una piel sensible.
  • Al ser una fuente rica en vitamina C, los pétalos de rosa actúan como un protector solar.
  • Sus propiedades antibacteriales  la convierten en una gran aliada para combatir el acné. También se utiliza para curar enfermedades de la piel como el eccema y la psoriasis.

Imagina estas ventajas en una crema de cera virgen de abejas, libre de químicos y petróleo. Así es Angelina, la mejor crema de rosas que tu piel agradecerá para mantenerla suave e hidratada. Una pequeña cantidad será suficiente para que la delicada textura y el delicioso aroma te acompañen todo el día, y te llenen de energía y vitalidad.

¡Recuerda que las rosas también curan tus emociones!

Los secretos de Angelina, la crema de mi abuela con cera virgen de abejas

Angelina alta

No tuve la suerte de conocer a mi abuela Angelina Varela pero supe de sus consejos por mi madre, y también de sus recetas para el cuidado de la piel. Era usual usar la cera de abejas en distintas proporciones para lograr efectos curativos precisos. La magia de alquimia se lograba en una combinación de temperatura y formas de batir los ingredientes más puros en combinación con agua de rosas, siempre destilada en un alambique casero. La cera virgen de las abejas es en si misma un gran emulsionante combinada con una resina amazónica conocida como “bálsamo del Perú” en proporciones mínimas, a ello se añade una combinación de aceites esenciales puros, especialmente geranio, de propiedades calmantes y curativas para la piel.

Angelina es una mezcla especial de aceite esencial de geranio malva, agua de rosas, aceite de almendras dulces, resina de bálsamo y cera virgen de abejas que se combinan para mantener humectada la delicada piel del rostro, hasta el contorno de ojos, durante todo el día.

La fórmula de Angelina fue entregada por mi madre de modo práctico en la mesa de la cocina familiar, al mezclar los ingredientes dentro de una olla de barro curado, donde se hacía la preparación en baño maría durante diez minutos con una cuchara de palo larga y delgada.

Luego se retiraba del fuego hasta que la temperatura era adecuada para batir, durante horas, los delicados compuestos orgánicos y blanquear la crema hasta lograr la consistencia perfecta, el aroma más delicado, la textura suave y floral.

Aún hoy conservamos y seguimos los secretos de la abuela para hacer esta deliciosa crema facial diaria para toda la familia, con bloqueador solar SPF15, pantalla de la cera de abejas en las colmenas totalmente natural, que protege de manchas, evita alergias y granitos causados por los químicos que tapan los poros expuestos a los compuestos de petróleo en la piel (vaselina, propylen glicol, parabenos, conservantes, colorantes, ácidos).

El mejor secreto de Angelina es el uso de ingredientes totalmente orgánicos, que cubren suavemente el rostro y lo mantienen hidratado gracias a la maravillosa cera de las abejas, que protegerá nuestra delicada piel por muchos años.

 

 

 

 

 

Las abuelas y su piel maravillosa

Mi bella madre, Martha Elvira, vivió hasta los 81 años y tuvo una piel maravillosa, al igual que mi tía Carmelita y la abuela Angelina. Desde bebés usaron cremas y pomadas de cera virgen de abejas, agua de rosas y geranio malva en distintas proporciones. Por ejemplo, no es igual una crema facial que una pomada para el bebé. La primera tiene mucha agua floral, se deshace sobre la piel y la impregna de la suave capa orgánica de la cera. Es humectante, hidrata el rostro que se nutre del aceite esencial de geranio malva. La pomada en cambio tiene muy poca agua, casi es pura cera de abejas y se acerca mucho a la fórmula del Cerato de Galeno, aquel famoso médico que curaba todos los males de la piel con cera virgen, allá en el siglo XII de nuestra era. “Todo es cuestión de proporciones cuando los ingredientes son puros”, aseguraba en un tratado de medicina que bien vale la pena consultar.

Así pues, con una sola crema, las abuelas tenían una piel maravillosa. No necesitaban un demaquillante fuera de la misma crema esparcida sobre el rostro y luego retirada con un paño, toallita o pañuelo. No había crema para el contorno de ojos,  una de día y otra de noche, un bloqueador solar más allá del filtro SPF15 de la versátil cera. No usaban otro tónico que el agua de rosas y en última instancia el agua de lluvia, la mejor  y destilada al %100 desde el mismo cielo, además totalmente gratuita.

Las abuelas sabían y hacían con sus manos una mascarilla de agua de lluvia o agua de rosas y avena como exfoliante, nos ponían de bebés solo la pomada mágica para curar todo mal, desde salpullidos y granitos hasta la dermatitis del pañal. Nos lavaban la carita con agua destilada, es decir… la que envía el Gran Espíritu. Así eran y por eso las debemos recordar más a menudo y confiar en la más anciana, seguramente conocía mágicos secretos orgánicos que podemos aprender.

Captura de pantalla 2016-07-01 a las 0.17.10

Tu propio bálsamo labial con rosas y cera de abejas

Elabora un deliciosa pomada casera para los labios con aroma a rosas y miel de abeja; tiene la ventaja de que durará mucho tiempo y siempre será hidratante evitando la resequedad de la piel de manera natural, sin químicos sintetizados como la vaselina.

Necesitas agua de rosas, aceite esencial de rosas, cera virgen de abejas y aceite de almendras.

Coloca en baño María el equivalente a dos cucharadas de cera con una de aceite de almendras removiendo siempre hasta que estos ingredientes se diluyan. Retira del fuego y añade treinta gotas de agua floral y diez gotas de aceite esencial revolviendo con una cuchara de madera durante cinco minutos.

Coloca la mezcla en pequeños recipientes con tapa. En unas horas la pomada estará lista y tomará una textura firme. Puedes personalizarla de acuerdo a los ingredientes que tengas,  cambia la rosa por geranio, canela o vainilla y el aceite de almendras por aguacate, oliva o girasol.

Captura de pantalla 2016-04-03 a las 8.17.00

 

Ariela, nuestra bebé Carmelita cumplió un año

Hace un año publiqué un post sobre el nacimiento de Ariela, la bebita de Aromaterapia Mágica, que ha usado Carmelita desde el primer día hasta hoy. Siempre tiene su piel muy sana, se liberó de los compuestos que contienen prácticamente todas las cremas para bebés como óxido de zinc, propilen glicol, aceites minerales, parabenos, y otros conservantes sintetizados que son cancerígenos comprobados. Solamente la cera virgen de abejas puede proteger su piel de la humedad durante más tiempo haciendo que respire, el agua floral la hidrata y el geranio malva calma cualquier pequeña irritación. Su mamá nos ha contado que cuando tiene alguna erupción menor en otra parte del cuerpo también usa una pequeña dosis de pomada Martha Elvira. ¡Gracias Ariela por ser tan bella!

11754752_10155021911023647_8976578919465799623_o