Archivo de la categoría: hidrolatos y aguas florales

Nunca te laves el rostro con jabón, usa solo avena

En estos tiempos de limpieza extrema puede parecer curiosa y fuera de tono esta recomendación; pero efectivamente, declaro aquí que nunca me lavé el rostro con jabón hasta el día de hoy, cuando ostento ya más de medio siglo. Justamente hoy recuerdo este consejo de mi madre, y de mi abuela.

Un amigo ha usado jabón antibacterial a diario para afeitarse durante treinta años, actualmente tiene rosácea en grado extremo. Otra conocida me consulta sobre manchas blancas que han aparecido sin razón, granitos que se multiplican después de usar jabón durante años… Cómo siempre, sugiero usar avena cruda con agua tibia para lavarse el rostro si hace falta controlar brotes de acné, en lugar de usar un jabón abrasivo, y desmaquillarse con agua de rosas pura. Si aún así necesita jabón podría usar uno de glicerina de coco con miel de abejas pero nunca, repito, nunca emplee a diario un antibactericida que mata todos los ácaros de su piel, que elimina hasta la huella de las bacterias buenas empeñadas en colonizar el cutis y eliminar piel muerta.

Sí, como lee amiga o amigo, hay seres sobre la piel y una guerra a muerte entre ellos por  apropiarse del espacio vital. El jabón elimina a todos y la sequedad del rastro químico es perfecta para anidar bacterias (Staphylococcus aureus), virus (herpes simple, molusco contagioso, papilomavirus) y hongos.

La piel tiene un grado de acidez natural que permite la proliferación de microorganismos benéficos y el agua de avena les permite prosperar, va curando poco a poco la dermis en sus capas más profundas.

Otra recomendación es no usar maquillaje, solo una buena crema facial como Angelina con SPF15 durante el día. Mineraliza el rostro con la cera virgen de abejas que se adhiere al cutis sin tapar los poros y entrega aceites de geranio malva y agua de rosas, regenerando, limpiando, protegiendo el equilibrio natural, enriqueciendo cuando es necesario.

El maquillaje, desgraciadamente, es una fuente de venenos y metales pesados, de modo que aún usándolo bajo este saber, será mejor sobre una crema orgánica, garantizando al final del día una limpieza facial profunda pero no agresiva para la piel.

IMG_2060

 

 

Haz tu propio jabon corporal con glicerina vegetal y miel de abejas

Una vez que te encuentras maravillado por las ventajas de la vida natural buscarás eliminar los productos químicos en artículos de uso diario. Sabrás ya que las trazas contaminantes de metales pesados y petróleo que contienen, pueden causar problemas graves de salud al cabo de muchos años.

Uno de los productos de más alto impacto y mayor consumo es el jabón de baño. Ha sido elaborado a través de la historia con insumos de origen animal, vegetal, y últimamente con petróleo. En el caso vegetal que proponemos, la glicerina se obtiene normalmente de aceite de coco o de ricino, cuando se separan los componentes de un jabón original que se saponifica, es decir cuando adquiere por química natural, la cualidad que buscamos de desengrasar, limpiar, y en el caso del jabón diario, restablecer el PH natural de la piel y humectarla.

Ingredientes:

  • 500 gr de glicerina vegetal
  • 2 cucharadas de miel pura de abejas

Procedimiento: Coloca la glicerina en Baño María (una cacerola dentro de otra que contiene agua y va directamente sobre el fuego). Vigila la temperatura de modo que no pase de los 80 grados como máximo y jamás llegue a hervir. No muevas mucho la mezcla para evitar burbujas de aire que puedan dañar tu delicado jabón. Cuando la glicerina se haya derretido por completo añade la miel de abejas y mezcla con cuchara de madera suavemente hasta que se diluya.

Coloca inmediatamente en moldes de silicon y deja reposar durante media hora.

Desmolda y empaqueta con film para evitar que pierda humedad o que la absorva del ambiente.

IMG_2060

 

 

¿Desinfección que protege? No uses químicos para limpiar tu hogar

Casi nunca tengo tiempo pero sí, en una ocasión vi la tele y fui testigo del consejo más peligroso para tu salud: los virus y bacterias del hogar son causantes de la próxima enfermedad de tu familia, elimínalos a todos. Faltó la otra mitad dela ecuación: y son los causantes de la salud y el bienestar de tu cuerpo.

Así es. Tanto buenos como malos, los virus y las bacterias mantienen un equilibrio dinámico sobre la piel, este órgano tan grande cómo fundamental para la vida, es a la vez el escudo de la enfermedad y la barrera que impide el caos en el microcosmos que somos.

Linn Margulis, mi autora favorita sobre biología, asegura que las bacterias, los virus, y todo tipo de microorganismos colonizaron la vida en la Tierra y somos, en esencia el resultado de su evolución. Odiamos los ácaros que viven en la almohada y eliminamos su rastro con la súper aspiradora más cara del mercado, pero también nos llevamos a sus depredadores y a los minúsculos ángeles que nos mantienen a salvo de ese caos temido. Llegará algún día, cuando venzan la batalla los seres que traen destrucción y muerte pero mientras tanto las bacterias buenas harán su trabajo tanto fuera como dentro del cuerpo.

Dicho así, no parece buena idea eliminar todas las bacterias de la piel, de los muebles, de las puertas y de cuanta superficie exista en nuestro organizado entorno. La razón es que todas las sustancias químicas usadas son un peligro para la salud, empezando por el cloro, un cancerígeno comprobado. Mata tanto las bacterias como los microorganismos eficientes que trabajan por nuestra salud.

Di no a los limpiadores químicos,  usa una combinación de vinagre y bicarbonato de sodio, emplea limón y haz este limpiador de aceites esenciales que elimina bacterias peligrosas, insectos y otros vectores, pero a la vez promueve el equilibrio de microorganismos, el justo medio, el balance dinámico de la salud humana y del ambiente.

Limpiador para baños y otros ambientes:

  • Dos tazas de alcohol
  • Una taza de agua destilada (puede ser agua de lluvia), con la que puedes preparar una infusión de tomillo y flores de lavanda con un puñado de cada planta.
  • Media taza de cáscaras de naranja secas.
  • Diez gotas de un aceite esencial limpiador como romero, lavanda, bergamota, mandarina o eucalipto. Mezcla las cáscaras de naranja con la infusión de tomillo, tapa y deja enfriar por una noche.

Al día siguiente añade la infusión al alcohol en un frasco con difusor y añade las gotas de tu aceite favorito para limpiar ambientes del hogar.

El tomillo y la naranja alejan de manera permanente arañas, hormigas, cucarachas, moscas y la mezcla con alcohol esteriliza el espacio roceado.

 

 

 

Mágica tiene un repelente orgánico para tu bebé: seguro y natural

¿Sabías que nos compuestos químicos del repelente dañan la piel? Incluso aquellos que aseguran ser para recién nacidos. Solo estudia los ingredientes y verás si tienen una base orgánica o usan como sustrato el temido cancerígeno propylen glicol, es decir petróleo con textura de la seda de Oriente. Una base orgánica puede ser aceite de coco, manteca de cacao o cera virgen de abejas.

Nuestras cremas y pomadas prefieren la cera de las abejas de la Finca Orgánica Shungo Tola de San Miguel de Urcuquí, en Ecuador.

Una vez que aseguramos la base fundamental, elegimos aceites esenciales puros que combinaremos con almendras dulces y aguas florales de rosa y hierba luisa.

Tendremos la fórmula de las siete maravillas, loción usada en la Edad media para combatir la peste bubónica: romero, lavanda, sándalo (sustituimos por palo santo ecuatoriano) árbol de té, limocillo, geranio, citronella y rosas. En dosis mínimas pero suficientes, alejarán los molestos insectos de todo tipo, más aún los temibles zancudos causantes de grandes males.

El repelente orgánico de cera de abejas contiene esta medicina llena de minerales naturales, antioxidantes y vitaminas, que deja una película tersa e impermeable sobre la piel. Actúa incluso dentro del agua. En la piscina o en la playa, será aliado insustituible para mantener la salud de la familia.

Captura de pantalla 2016-07-01 a las 0.17.10

 

 

Nuestra crema de rosas te encantará

el-agua-de-rosas-cura-tus-emocionesLa rosa es uno de los remedios más antiguos para la piel porque tiene vitaminas A, B, C, D, E, flavonoides y antioxidantes.

  • El tónico te ayudará a limpiar el rostro profundamente mientras lo suaviza.
  • Los aceites naturales que se encuentran en las rosas son ideales para humectar totalmente el cutis, brindándole una sensación suave y tersa. El aceite de rosa es ideal para aquellas personas que tienen una piel sensible.
  • Al ser una fuente rica en vitamina C, los pétalos de rosa actúan como un protector solar.
  • Sus propiedades antibacteriales  la convierten en una gran aliada para combatir el acné. También se utiliza para curar enfermedades de la piel como el eccema y la psoriasis.

Imagina estas ventajas en una crema de cera virgen de abejas, libre de químicos y petróleo. Así es Angelina, la mejor crema de rosas que tu piel agradecerá para mantenerla suave e hidratada. Una pequeña cantidad será suficiente para que la delicada textura y el delicioso aroma te acompañen todo el día, y te llenen de energía y vitalidad.

¡Recuerda que las rosas también curan tus emociones!

Desodorante orgánico de sangre de drago, una solución natural

El desodorante se ha usado desde siempre para cambiar la percepción del olor en la piel. Muchas personas no lo necesitan, para otras es imprescindible, sin embargo actualmente resulta una fuente de enfermedades graves pues la industria incluye químicos potentes que  penetran por los poros y se alojan en los órganos internos causando cáncer de mama y problemas hormonales. Mucho peor y más grave efecto lo causa el anti-transpirante porque la piel se libera de toxinas al sudar, imagina lo que ocurre si tapas los poros de las axilas, donde los ganglios linfáticos son más eficientes para desintoxicarte.

La opción de la sangre de drago es excelente pues es un antibiótico natural que resulta inocuo para el cuerpo y elimina las bacterias causantes del mal olor.

Una receta casera para tu desodorante natural:

  • Dos cucharadas de bicarbonato de sodio.
  • Una cucharada de aceite de coco.
  • Cinco gotas de sangre de drago.
  • Una cucharadita de cera virgen de abejas.

Cómo se hace:

  • Diluye a fuego lento en baño maría, el aceite y la cera de abejas.
  • Retira del fuego cuando los ingredientes se encuentren en estado líquido.
  • Pulveriza el bicarbonato de sodio en un mortero o licuadora.
  • Añade el bicarbonato mezclando de forma envolvente.
  • Cuando la mezcla esté suave y tersa añade las gotas de sangre de drago pura. Puedes sustituirlas por cinco gotas de propóleo.

Guarda tu desodorante natural en una cajita y úsalo todos los días.

Prueba el desodorante natural de Aromaterapia Mágica. ¡Aseguramos que te encantará!

desodorante-organico

El agua de rosas, uno de los mejores tónicos para el rostro

 

La primera vez que se usó el agua de rosas como tónico para la piel fue en Egipto. Frascos de perfume con esta medicina se encontraron en el ajuar funerario de reinas y doncellas del antiguo reino de los faraones. La razón debe haber sido su alta dosis en bioflavonoides, vitaminas, minerales y antioxidantes. Se ha comprobado que las cremas y tónicos elaborados con rosas alivian casos de psoriasis, dermatitis y desde luego, el acné.

La verdadera agua de rosas se destila en un alambique del que se obtiene también aceite esencial, uno de los más apreciados y difíciles de conseguir por la cantidad de rosas que se necesita para obtener apenas un frasco muy pequeño. Sin embargo el hidrolato de rosa, como se conoce a este resultado maravilloso para la piel, es más sencillo de obtener. El resultado es agua destilada con nutrientes, minerales y vitamina C.

El agua de rosas es transparente. Nunca tiene el color de la rosa, pues exclusivamente se obtienen sustancias químicas orgánicas que se impregnan en el agua destilada. Tiene un aroma delicioso; toda la fragancia de la salud y la vida en pocas gotas de agua purificada.

La mejor forma es usar este tónico sin diluir con un rociador cada vez que se necesite refrescar el rostro o hidratarlo. Nunca de debe mezclar con alcohol pues causaría el efecto contrario sobre la piel del rostro. En ese caso se obtendrá un perfume delicioso para colocarse detrás de las orejas, los codos y el cabello. Los mejores perfumes conocidos en la historia de la humanidad han contemplado a la rosa entre sus ingredientes.

Usa agua de rosas para la piel y verás renacer la juventud, vitalidad y luz en tu rostro.