Archivo de la categoría: Pomada regeneradora Martha Elvira

Las abuelas y su piel maravillosa

Mi bella madre, Martha Elvira, vivió hasta los 81 años y tuvo una piel maravillosa, al igual que mi tía Carmelita y la abuela Angelina. Desde bebés usaron cremas y pomadas de cera virgen de abejas, agua de rosas y geranio malva en distintas proporciones. Por ejemplo, no es igual una crema facial que una pomada para el bebé. La primera tiene mucha agua floral, se deshace sobre la piel y la impregna de la suave capa orgánica de la cera. Es humectante, hidrata el rostro que se nutre del aceite esencial de geranio malva. La pomada en cambio tiene muy poca agua, casi es pura cera de abejas y se acerca mucho a la fórmula del Cerato de Galeno, aquel famoso médico que curaba todos los males de la piel con cera virgen, allá en el siglo XII de nuestra era. “Todo es cuestión de proporciones cuando los ingredientes son puros”, aseguraba en un tratado de medicina que bien vale la pena consultar.

Así pues, con una sola crema, las abuelas tenían una piel maravillosa. No necesitaban un demaquillante fuera de la misma crema esparcida sobre el rostro y luego retirada con un paño, toallita o pañuelo. No había crema para el contorno de ojos,  una de día y otra de noche, un bloqueador solar más allá del filtro SPF15 de la versátil cera. No usaban otro tónico que el agua de rosas y en última instancia el agua de lluvia, la mejor  y destilada al %100 desde el mismo cielo, además totalmente gratuita.

Las abuelas sabían y hacían con sus manos una mascarilla de agua de lluvia o agua de rosas y avena como exfoliante, nos ponían de bebés solo la pomada mágica para curar todo mal, desde salpullidos y granitos hasta la dermatitis del pañal. Nos lavaban la carita con agua destilada, es decir… la que envía el Gran Espíritu. Así eran y por eso las debemos recordar más a menudo y confiar en la más anciana, seguramente conocía mágicos secretos orgánicos que podemos aprender.

Captura de pantalla 2016-07-01 a las 0.17.10

Pomada regeneradora de la piel, cómo actúa para favorecer tu salud

La piel es el órgano más extenso del cuerpo y al igual que otros, se regenera constantemente de manera que cada 21 días vuelve a tener nuevas células que podemos estimular con algunas acciones diarias, por ejemplo, evitando la exposición a los factores externos de contaminación ambiental.

Estos son muchos y muy variados, están presentes en los productos que contienen elementos químicos sintetizados ingeridos a diario por los poros como las nanopartículas de plástico a través del cuero cabelludo, los labios, el rostro y el resto del cuerpo. Otro aspecto esencial tiene que ver con la alimentación que debe ser rica en minerales y vitaminas, es decir completamente orgánica y libre de fumigaciones. Luego, es importante evitar la exposición prolongada al sol, pero reconociendo que es necesaria todos los días pues solamente de esta manera se obtendrá vitamina D y antioxidantes necesarios para la salud. Se ha reconocido que los bloqueadores aumentan el riesgo de contraer un cáncer temido y grave, como es el melanoma de piel.

Finalmente, la regeneración de las células madre de la epidermis se puede favorecer con un ungüento de cera virgen de abejas que protege las capas externas y también las más profundas en combinación con aceites esenciales naturales y orgánicos.

Una pomada de múltiples aplicaciones, que cura todo, que hasta con el aroma sana las manos agrietadas, las quemaduras solares pero también actúa sobre las escaras, los brotes de alergia o descamaciones que a veces ocurren por la contaminación química a la que estamos sometidos y que alivia la mayoría de los síntomas de problemas cutáneos. Así es la pomada de mi madre Martha Elvira, una crema de cera de abejas que preserva la calidad de dos ingredientes esenciales para reconstituir la piel: la sangre de drago, antiguo arbusto medicinal de la Amazonía ecuatoriana que no falta en los ungüentos y pócimas para tratar problemas externos de la dermis e internos del intestino y del estómago con reconocido éxito; y el propóleo que desinfecta, limpia y protege al cuerpo de nuevas infecciones, aliviando el dolor y la irritación.

Estos dos ingredientes en combinación cubren la piel y favorecen su regeneración en pocos días. El buen sueño durante ocho horas diarias, la alimentación natural y un estilo de vida sano harán el resto. Es muy recomendable que al escoger una pomada regeneradora de la piel se constate que todos sus ingredientes puedan ser ingeridos sin causar daños internos o externos, solo la bio-cosmética elabora este tipo de remedios. Recuerda, si se lo puedes comer, te lo puede poner, revisa los componentes de tus cremas y pomadas para ver si cumplen con este requisito indispensable.

 

 

MARTHA ELVIRA WEB

 

La resina de Bálsamo, un milagro para la piel

El Bálsamo del Perú, se llamó así porque su corteza se extrajo de la selva amazónica de ese país por comerciantes europeos durante dos siglos; fue el ingrediente de preparados especiales para la industria cosmética, alimenticia y hasta maderera por diversas propiedades del árbol nativo de los valles amazónicos andinos y del Caribe. En Ecuador se usa aún la madera de bálsamo, sin embargo muy pocos conocen o emplean apropiadamente la resina.

Resulta importante reconocer su poder fungicida y bactericida, así como cicatrizante, anti-inflamatorio y analgésico. Tiene un delicioso aroma, casi exactamente igual a la vainilla, que sin embargo posee otras propiedades especialmente reconocidas para el cuidado de la piel.

El ingrediente activo es myroxilón, que actúa como anti-inflamatorio en dosis mínimas como las usadas en aromaterapia, por ello tiene una acción calmante sobre las pieles sensibles o acnéicas. También es un poderoso conservante, debo declarar que recibí en herencia de mi madre un frasco de bálsamo originario de la selva amazónica de Ecuador y todavía lo conservo para mi uso personal.

La dosis es una gota por cada 120ml de cera de abejas derretida.

Este preparado es la base de cremas y pomadas que tienen propiedades regenerativas en combinación con varios aceites esenciales.

balsamo del perú

Pomada regeneradora, con la fórmula de Galeno y la magia de las abuelas

En las ferias orgánicas, participamos con aceites esenciales, cremas y pomadas para toda familia en un hermoso contacto con la gente. Nos encanta ayudar a las personas con nuestra pomada ‘Martha Elvira’ extra-hidratante y regeneradora que cura las llagas, los excemas y alivia la psoriasis y dermatitis atópica. Siempre preguntan por qué se llama así y respondo que la pomada lleva el nombre de mi madre, quién curaba con su ‘magia’. Les aseguro que entenderán enseguida el por qué al usarla; ya que muy poca cantidad tiene el efecto del antiguo cerato de Galeno: un alivio inmediato para la piel dolorida y lastimada. Tiene además el toque genial de mi madre que la enriqueció con sangre de drago y propóleo. La pomada se hizo en casa exclusivamente y mi primer intento de sacarla a la luz hace quince años resultó inviable por su elevado costo. Sin embargo, ahora en Ecuador hay productos de primera calidad para la elaboración de  pomadas y podemos alcanzar el objetivo de ofrecerlas para curar o aliviar a mucha gente de manera totalmente natural, sin efectos secundarios.

feria con productos de la finca

 

¿Por qué las escaras se curan con cera virgen de abejas?

Esta pregunta importante requiere una respuesta cuidadosa. Efectivamente, muchos casos de psoriasis, dermatitis, alergias y también las escaras producidas por la inmovilidad de las personas en estados graves de salud mejoran inmediatamente con cera de abejas, que debe ser virgen y sin blanqueadores añadidos. Luego, es importante que la cera se maneje en dosis adecuadas, normalmente su cantidad es menor que la imaginada. Si se aplica demasiada puede obstruir los poros de la piel, si se emplea en muy poca cantidad se perderá su efecto de pantalla y cobertor dérmico que la caracteriza. La calidad de los ingredientes con los cuales se la mezcla también es clave para conseguir el efecto curativo que ofrece esta maravilla natural. En cualquier preparación que contenga cera de abejas virgen debe emplearse un aceite base de calidad que puede ser almendras dulces, oliva, girasol o joroba. Cuidado con el aceite de aguacate porque es demasiado fuerte para la piel en combinación con la cera virgen, lo mismo ocurre con el aceite de sésamo de primera presión en frío. Finalmente, los aceites esenciales añadidos regenerarán tejidos con mayor rapidez dependiendo de la lesión. Se puede lograr calmarla o curarla, en cualquier caso el alivio será inmediato. La proporción conveniente de cera en relación con el aceite base de una crema, por ejemplo, es aproximadamente de 20 gramos por una taza de aceite, dependiendo de su densidad. Aromaterapia Mágica ha probado la fórmula de la pomada de una abuela de mi familia para aliviar con mucho éxito casos de escaras, enriquecida con sangre de drago y propóleos.

MARTHA ELVIRA WEB

El cerato de Galeno, milenaria receta de cosmética.

Una de las pomadas más antiguas que se conocen es el Cerato de Galeno, elaborada por el célebre padre de la medicina (130 – 200), de uso corriente en preparados magistrales dermatológicos hasta el presente. Con una base de cera de abejas virgen, esta famosa pomada se usó durante mucho tiempo para curar la dermatitis, la psoriasis, los excemas y otros problemas de la piel asociados con cicatrices, escaras y más dolencias, muchas de ellas consideradas crónicas. El cerato se hacía con agua de rosas, y algún ingrediente secreto que se interpretó de manera creativa dando a luz diferentes pomadas que tienen en común la combinación alquímica entre la fórmula, las proporciones y los procesos de la pomada regeneradora. La cera virgen forma una capa protectora sobre la piel, que la aísla de factores ambientales como la humedad exterior, el polvo, los efectos del sol, pero la mantiene hidratada gracias a la textura y propiedades de los ingredientes naturales. @

esencias de mi cocina doris