Archivo de la categoría: Repelente Orgánico de seis aceites esenciales

Mágica tiene un repelente orgánico para tu bebé: seguro y natural

¿Sabías que nos compuestos químicos del repelente dañan la piel? Incluso aquellos que aseguran ser para recién nacidos. Solo estudia los ingredientes y verás si tienen una base orgánica o usan como sustrato el temido cancerígeno propylen glicol, es decir petróleo con textura de la seda de Oriente. Una base orgánica puede ser aceite de coco, manteca de cacao o cera virgen de abejas.

Nuestras cremas y pomadas prefieren la cera de las abejas de la Finca Orgánica Shungo Tola de San Miguel de Urcuquí, en Ecuador.

Una vez que aseguramos la base fundamental, elegimos aceites esenciales puros que combinaremos con almendras dulces y aguas florales de rosa y hierba luisa.

Tendremos la fórmula de las siete maravillas, loción usada en la Edad media para combatir la peste bubónica: romero, lavanda, sándalo (sustituimos por palo santo ecuatoriano) árbol de té, limocillo, geranio, citronella y rosas. En dosis mínimas pero suficientes, alejarán los molestos insectos de todo tipo, más aún los temibles zancudos causantes de grandes males.

El repelente orgánico de cera de abejas contiene esta medicina llena de minerales naturales, antioxidantes y vitaminas, que deja una película tersa e impermeable sobre la piel. Actúa incluso dentro del agua. En la piscina o en la playa, será aliado insustituible para mantener la salud de la familia.

Captura de pantalla 2016-07-01 a las 0.17.10

 

 

En estas vacaciones, usa un repelente orgánico infalible que cuida tu piel

Un repelente orgánico que funciona y cuida tu salud contiene una combinación de aceites esenciales que juntos actúan de manera eficaz para alejar a los mosquitos. Por ejemplo, con el efecto benéfico y protector de plantas como lavanda, citronela, romero y árbol de té. Durante la edad media estas esencias se usaron para alejar la peste, y en combinación formaban parte de una fórmula llamada “Las Siete Maravillas” que alejaba zancudos y pulgas. Completamos la mezcla con una resina de propiedades calmantes para la piel muy conocida por su efecto repelente, como el palo santo de Ecuador. También se puede usar sándalo, mirra o incienso, como en la fórmula original del siglo XII. Ésta puede presentarse en una base de aceite, cera, agua o crema. Prefiero la última con agua floral de hierba luisa,  porque se aprovecha el beneficio de usar como base la cera virgen de abejas con todas sus propiedades medicinales para la piel y una pantalla protectora SPF15 que protege a las colmenas de los rayos UV.

repelente-orgc3a1nico1

Usa un repelente natural y evita riesgos para tu salud.

¡Cuidado con los repelentes para insectos! Además de aniquilar a los molestos mosquitos pueden dañar nuestra salud, según revela un nuevo estudio publicado en la revista BioMed Central Biology.
El problema reside en un ingrediente activo común a la mayoría de repelentes para insectos, el N,N-dietil-m-toluamida (DEET), muy eficaz contra los mosquitos. Según han comprobado los investigadores Vincent Corbel y Bruno Lapied, del Instituto de Investigación para el Desarrollo en Montpellier y la Universidad de Angers en Francia, el DEET es tóxico para el sistema nervioso central. En concreto, se ha descubierto que este producto actúa como un componente modificador de la conducta y, lo que es más importante, que inhibe la actividad de una enzima clave del sistema nervioso, la acetilcolinesterasa.

Aromaterapia mágica recomienda el repelente elaborado con agua floral de hierba luisa, aceite de oliva, cera de abejas y aceites esenciales de lavanda, citronela y palo santo. Ha sido probado en ambientes con alta exposición a los mosquitos y zancudos como las islas Galápagos. Sin dañar la piel ofrece hidratación, resistencia al agua y protección solar SPF15.

P1020070